T.E.
14/02/2020

El presidente del Puerto de Tarragona, Josep Maria Cruset, y la directora general de TEPSA, Nuria Blasco, han visitado las nuevas instalaciones de esta empresa en el muelle de la Química del Puerto, aprovechando la primera operativa de descarga en el nuevo atraque número 7. Con ella se produce la entrada en funcionamiento de la 1ª fase del proyecto de expansión de TEPSA en Tarragona, cuya capacidad de almacenaje ya está contratada en su totalidad.

La empresa ha anunciado también el inicio de la construcción de la 2° fase de esta expansión de la terminal del muelle de la Química. Esta 2ª fase añadirá unos 14.000m3 a la capacidad de almacenaje actual (71.450 m³). La compañía invertirá unos 4 millones de euros en la construcción de las instalaciones, incorporando la última tecnología en automatización y los más altos estándares de seguridad y protección del medio ambiente.

El buque Narlica realiza una operativa de descarga en el nuevo atraque del muelle de la Química.

El proyecto de expansión de TEPSA en Tarragona contempla la construcción de nuevos tanques con una capacidad total aproximada de 50.000m3, dedicados al almacenamiento de productos químicos, a ejecutar en 3 fases. Una vez finalizado lo proyecto de expansión, la terminal dispondrá de una capacidad total superior a 103.000m3.

La directora general de TEPSA, Nuria Blasco, ha explicado que “con estas nuevas instalaciones, nuestra empresa ofrece un servicio de Flexible Tanking a sus clientes, empresas del clúster petroquímico de Tarragona, y potencia su operativa como hub, atrayendo nuevos tráficos al Puerto de Tarragona”.

Lo presidente de la Autoridad Portuaria de Tarragona (APT), Josep Maria Cruset, ha agradecido “la apuesta clara de TEPSA por Tarragona” y “su alineamiento con los objetivos de futuro del Puerto para crecer más tanto en tráficos en graneles líquidos como para seguir siendo hub químico de referencia en el Mediterráneo”.

TEPSA, perteneciente al grupo francés Petrofrance, cuenta con una capacidad total de más de 900.000m3 de almacenamiento, distribuidos en sus 4 terminales de Tarragona, Barcelona, Bilbao y Valencia. Se trata de la compañía cono más capacidad de almacenaje de productos químicos de España.