T.E.
15/01/2020

La explosión de este martes por la tarde en la planta de Industrias Químicas de Óxido de Etileno (Iqoxe) en La Canonja ha causado DOS MUERTOS y ocho heridos según los últimos datos disponibles.

La deflagración, percibida por los vecinos de todas las poblaciones cercanas y que ha provocado incluso temblores en las ventanas de algunos edificios, ha causado un gran incendio y una columna de humo visible desde kilómetros de distancia. La explosión ha causado pequeños incendios que afectan a otros puntos de las instalaciones de la planta de IQOXE, en los que trabajan las 30 dotaciones de bomberos que se han desplazado a la zona.

Todavía están por esclarecer las causas de la explosión.

Los Bomberos de la Generalitat y los Mossos d’Esquadra investigan las circunstancias del accidente, que ha obligado a desalojar a los vecinos del edificio siniestrado, un inmueble de cinco plantas. El barrio en el que ha fallecido un vecino está situado a más de dos kilómetros de la petroquímica. La explosión ha diseminado por la zona trozos y material de la planta.

La empresa es propiedad de Cristian Lay, que detenta el 85% del capital de la compañía química. A principios del pasado mes de julio, Iqoxe, heredera de la antigua IQA, inauguró una nueva planta de producción en La Canonja, donde se ha producido la explosión. La planta es de derivados de óxido de etileno, con capacidad para producir materias primas para la elaboración de espumas, cosmética, detergentes o anticongelantes, entre otros, explicaban los medios locales de Tarragona en la celebración del acto.

Esta inauguración llegó después de una inversión global de 10 millones de euros que ahora se puede ver muy perjudicada por los potenciales desperfectos que generará el incendio. El objetivo de aumentar la capacidad de la fábrica tarraconense era dar respuesta a la creciente demanda de sus principales clientes, como Basf, Repsol o Dow Chemical.

Iqoxe es el único productor de óxido de etileno y glicoles en España y Portugal, capaz de generar 140.000 toneladas anuales. En Iqoxe trabajan, según sus últimos resultados, 135 trabajadores fijos y 11 no fijos. La firma química logró un beneficio neto de 18 millones de euros en 2018, casi cuatro millones menos que en 2017. La firma facturó 148 millones de euros en 2018.