T.E.
18/12/2019

La construcción sigue creciendo en Tarragona. Hasta septiembre de este año se iniciaron 854 viviendas, lo que supone un 20% más comparado con el mismo periodo del año anterior. Estas cifras contrastan con el resto de provincias catalanas.

Así, Lleida es donde más ha caído la construcción de nuevas viviendas, con un descenso del 8,1%, hasta 502 pisos, seguida de Barcelona, donde el descenso ha sido del 8,7% hasta 7.869 pisos. Por su parte, la promoción ha aumentado un 14,7% en Girona, hasta 1.666 inmuebles.

Sigue la buena marcha del sector residencial en Tarragona.

En la capital catalana sólo se iniciaron 787 viviendas, lo que significa una reducción del 55,4% respecto a los 1.761 inmuebles que se comenzaron en el mismo periodo de 2018. El acusado descenso coincide con la obligación de reservar el 30% de la promoción residencial a viviendas de protección oficial. En este sentido, los datos de la principal ciudad en Cataluña lastran la actividad promotora de toda la región, que en los tres primeros trimestres del año ha caído un 4,6% interanual, alcanzando 10.391 unidades en construcción, según la Associació de Promotors de Catalunya (Apce).