T.E.
22/11/2021

La nueva planta procesará unas 400.000 toneladas de residuos sólidos urbanos no reciclables de los municipios cercanos y producirá alrededor de 220.000 toneladas de metanol anualmente.

El proyecto de valorización material en El Morell, Ecoplanta Molecular Solutions, fruto de la joint venture formada por SUEZ Recycling & Recovery Spain, Repsol y la empresa canadiense Enerkem, ha sido preseleccionado por los European Innovation Fund, entre más de 300 proyectos presentados, por su contribución a la lucha contra el cambio climático.

Se trata del único proyecto preseleccionado de España para este Fondo de Innovación de la Unión Europea, que apoya tecnologías altamente innovadoras y grandes proyectos emblemáticos en Europa para conseguir importantes reducciones de emisiones. Con su apuesta, la Unión Europea da su apoyo a los promotores de estos proyectos altamente innovadores para implementar su tecnología. Específicamente, la tecnología de gasificación ha sido destacada por su innovación, su disminución de emisiones de carbono y su grado de escalabilidad.

Se trata de un proyecto pionero en economía circular que pretende maximizar la reutilización de residuos sólidos urbanos y favorecer el reciclaje y la valorización material. La nueva planta procesará unas 400.000 toneladas de residuos sólidos urbanos no reciclables de los municipios cercanos y producirá alrededor de 220.000 toneladas de metanol anualmente. Este metanol se utilizará como materia prima para producir materiales circulares o biocombustibles avanzados, contribuyendo a evitar la emisión de unas 200.000 toneladas de CO2 cada año y reduciendo los residuos que de otro modo acabarían en el vertedero. La planta, que está previsto que esté operativa en 2025, ofrecerá una solución industrial de futuro a la creciente demanda de metanol renovable, que se estima experimentará un importante crecimiento en los próximos años.

Mediante la valorización de residuos en una economía circular real, Ecoplanta contribuirá de forma muy favorable a la mejora de los índices de valorización material en España y al logro de los objetivos para 2035 de la UE de reducir el volumen de residuos sólidos urbanos que se destinan a los vertederos en la actualidad, consolidándose como una alternativa de menor impacto medioambiental a la incineración. Este proyecto permitirá acelerar la transición de un modelo económico de recursos lineal a un modelo de economía circular, lo que constituye una de las urgencias económicas, políticas y sociales actuales.