T.E.
22/12/2020

Las obras se iniciarán en 2022, según la Generalitat.

El Incasòl ejecuta la adquisición a CaixaBank por 120 millones de euros para venderlos a la multinacional Hard Rock, que prevé construir un macrocomplejo de ocio.

La Generalitat catalana ha acordado comprar por 120 millones de euros a CaixaBank los terrenos de Vila-seca y Salou en los que se ubicará el macrocomplejo del BCN World. La operación tendría que completarse con la venta de la superficie a la multinacional Hard Rock, adjudicataria de la gestión del proyecto.

La Generalitat ya ha realizado la compra, a través de Incasòl, a la espera de que se apruebe una modificación en el plan urbanístico del proyecto, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (Tsjc) lo anulara parcialmente en septiembre. La Conselleria de Territori i Sostenibilitat fue demanda por Grupo de Estudio y Protección de los Ecosistemas Catalanes-Ecologistas de Cataluña y Tribunal sentenció que el proyecto no contaba con la funcionalidad adecuada y se encontraba en una zona de accidentes graves.

Una vez se apruebe definitivamente la modificación del plan, la Generalitat catalana venderá a Hard Rock los terrenos a través del Incasòl, en un plazo máximo de dos meses. El conseller de Territiori i Sostenibilidar de la Generalitat, Damià Calvet, ha señalado que las obras se iniciarán en 2022. Calvet ha asegurado que la operación de compraventa quedará condicionada a que Hard Rock suscriba una póliza de seguro que cubra el eventual riesgo derivado de las solicitudes de retasación de las fincas que se expropiaron en su momento para implantar el proyecto.

El macrocomplejo operado por Hard Rock se ubicará junto al parque de atracciones Port Aventura y contará con inmuebles de uso hotelero, área de juego, comercial y de ocio bajo el nombre de Hard Rock Entertainment World.