T.E.
03/12/2021

Francisco Javier Castillo y Marc Tarragó han protagonizado el primer ‘afterwork’ organizado por la EdT.

Una treintena de empresarios de Tarragona han participado en el primer ‘afterwork’ dedicado a la innovación turística y organizado por la Unió d’Empresaris de Tarragona (EdT) en su objetivo de escuchar y dar voz a los intereses del sector privado ante el aparato de las Administraciones públicas. A raíz del debate surgido en la charla-coloquio, que deja entrever el descontento en la ciudad de Tarragona por la falta de respaldo a los principales agentes del core business turístico (alojamientos, comercio, restauración…), EdT se plantea el compromiso de aglutinar esfuerzos bajo el modelo de un consorcio privado para tratar de orientar bajo directrices concretas y una planificación estratégica la acción de los poderes públicos.

Tras el éxito, -en enero de 2020, poco antes del inicio de las restricciones por el coronavirus-, de un formato más grande a través de la plataforma ‘Futur amb Seny’, también impulsada por Empresaris de Tarragona y que reunió a más de 200 personas con Manuel Valls como invitado, EdT inicia ahora esta serie de ‘afterworks’ con la idea de servir de punto de encuentro al tejido empresarial local. El evento se celebró en la tarde de ayer durante dos horas en la casa club del Golf Costa Daurada (GCD). Tarragona Sports Center. La intención es que este espacio pueda acoger con carácter trimestral las próximas convocatorias en las que ya están trabajando, dedicadas a la política urbanística o a la atracción del talento internacional, entre otras.

Los primeros invitados de este nuevo foro empresarial han sido el empresario Francisco Javier Castillo, -responsable de la gestión de espacios como la Catedral de Tarragona, el Parc Samà de Cambrils o del marketing de los espectáculos de Puy du Fou España, en Toledo-, y uno de los consultores turísticos más prestigiosos a nivel internacional a través de DNA Turismo y Ocio, y Marc Tarragó, director gerente del GCD y presidente de la Associació Costa Daurada de Golf y Pitch & Putt, con una dilatada experiencia en la gestión de turismo deportivo.

Castillo subrayó la necesidad de una modernización en los modelos de gobernanza mediante un órgano ejecutivo público-privado, de modo que el sector turístico pueda recibir un trato acorde con su peso específico en términos de empleo y PIB (en torno al 14%), con menos burocracia y mayor eficiencia. “La primera y mayor innovación turística sería que nos pemitan trabajar con más agilidad y sin ahogarnos en licencias, permisos, requisitos y papeles para todo”, defendió.

Por su parte, Marc Tarragó destacó el enorme potencial de los atractivos de Tarragona (clima, gastronomía, Patrimonio…) para el despegue del turismo deportivo procedente de los países del centro y norte de Europa -especialmente Reino Unido y países nórdicos-, y mostró su admiración por la gestión realizada desde ayuntamientos como el de Salou, capaces de hacer realidad grandes proyectos deportivos como el Fútbol Salou del Grupo Blasi, o el Infinitum -antiguo Lumine Beach & Golf Community- impulsado por Criteria (Caixabank) al lado de PortAventura World. Tarragó avanzó que el destino de golf Costa Daurada acaba de recibir un galardón internacional concedido por IAGTO -plataforma global que agrupa a más de 2.300 touroperadores de golf- en reconocimiento al mejor trato dispensado durante la pandemia.