T.E.
14/05/2020

La empresa reinicia la actividad al 20% para poder atender la demanda de clientes

La empresa Iqoxe reinició ayer su actividad después de que la Generalitat haya levantado la suspensión de la actividad de la planta de óxido de etileno y glicoles de La Canonja (Tarragona)

La Generalitat da  el visto bueno para que la empresa recupere la actividad de su principal fábrica, que no fue dañada en el siniestro del 14 de enero. La instalación que explotó sigue precintada.

Según informa el Departamento de Empresa y Conocimiento, la autorización no se extiende a las plantas de derivados del óxido de etileno y del óxido de propileno que la misma empresa tiene en sus instalaciones, y que deberán seguir cada una un proceso de autorización para poder volver a ser operativas.

Fuentes de la compañía han asegurado que se reinicia la actividad «al 20%» para «poder atender la demanda de clientes» de su principal planta de producción «con todas las garantías de seguridad». En este sentido, desde la compañía se ha especificado que, para reanudar la actividad, se ha activado «al 80% de la plantilla», entre los que se encuentran empleados de las áreas de «seguridad, mantenimiento y de oficina, además de la propia de la propia planta de óxido».

La planta de óxido de etileno no fue la que sufrió la explosión que dejó dos operarios y un vecino de Tarragona muertos, pero la Generalitat ha requerido la reelaboración de toda la documentación y más revisiones para garantizar la seguridad.