T.E.
16/06/2020

El 8,2% dels enquestats prevé presentar l’ERTE.

El 69,9% de las pymes catalanas prevé presentar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) por causas objetivas cuando finalice el estado de alarma por el coronavirus, ya sea por unos meses o bien hasta finales de este 2020.

Así se desprende el informe «Impacto económico del estado de alarma derivado de la crisis del Covid-19 sobre las pymes y los autónomos de Catalunya», presentado por el presidente de Pimec, Josep González, y elaborado a partir de 1.433 respuestas obtenidas.

El 64,7% de las pymes y autónomos que han participado en la consulta de la patronal manifiesta que ha presentado un ERTE, y un 8,2% prevé presentarlo. En cuanto a la parte de la plantilla inmersa en un ERTE, el 65,9% ha indicado que éste afecta a más del 75% de sus empleados, y el 13,8% que incide entre la mitad y tres cuartas partes de la plantilla, si bien al reanudar su actividad el 59,1% de las empresas que habían presentado ERTE por fuerza mayor han desafectado a parte de su plantilla en relación con la previsión inicial.

El 89,9% de las empresas ve los ERTE como una herramienta útil siempre que la tramitación administrativa se realice de forma efectiva y que los trabajadores reciban las prestaciones oportunas.

González insistió en la necesidad de fijar una prórroga de los ERTE hasta diciembre y que ésta se comunique lo antes posible para que las empresas puedan planificar su actividad, así como más flexibilidad para que las pymes y autónomos no se vean obligados a mantener su equipo humano durante seis meses.

«Pedir esta rigidez en la plantilla ante la incertidumbre en la reactivación, creo que puede llevar a efectos contraproducentes y comportar la muerte de algunas empresas», dijo.