T.E.
21/06/2020

Las expectativas para los próximos meses seguirán la misma línea.

Las primeras fases de la desescalada han devuelto un cierto ritmo al mercado inmobiliario. Un ritmo que, aunque pausado, parece mantenerse en una tendencia estable-moderada, según el Barómetro Inmobiliario – ‘El sentimiento de mercado de los profesionales inmobiliarios’, realizado por UCI y SIRA para conocer la percepción y evolución del sector de la compraventa de inmuebles según estos profesionales en el conjunto de España. Según ha dado a conocer el medio ActualTarragona, este Barómetro Inmobiliario ha analizado la evolución del sector durante el confinamiento a causa del Covid-19 y ahora durante la desescalada en todas las comunidades autónomas, entre ellas Cataluña.

La recuperación paulatina del ritmo de trabajo en las agencias inmobiliarias se ha traducido también en datos que reflejan un mayor movimiento en el sector de la compraventa de inmuebles en Cataluña, con datos similares a la evolución del sector en el conjunto de España. La recuperación del componente presencial de algunas actividades y procesos se ha notado en estas últimas semanas.

Así, mientras en el periodo de confinamiento un 43% de los profesionales inmobiliarios catalanes apuntaba a un descenso radical de las ofertas tramitadas, en la fase de desescalada, la tendencia es hacia la estabilidad de estos trámites para un 34% de los profesionales de esta comunidad. Las expectativas para los próximos meses seguirán la misma línea, un 25% de ellos apunta la estabilidad y el crecimiento moderado de estas tramitaciones.

Lo mismo ocurre con el cierre de operaciones. Si el 45% de los profesionales inmobiliarios en Cataluña aseguraba un descenso radical durante el confinamiento, en las últimas semanas la tendencia es a la estabilidad para un 37%. Además, 3 de cada 10 profesionales creen que esta tendencia moderada continuará en los próximos meses.

En cuanto al número de compradores interesados en adquirir una vivienda en Cataluña, mientras un 38% de los profesionales catalanes apuntaba a un descenso radical de compradores durante el periodo de confinamiento, en la desescalada la tendencia es hacia la estabilidad para un 31% y un 25% prevé también esta constante en los próximos tres meses.

En cuanto a los vendedores de inmuebles en Cataluña, en la fase de confinamiento se observó un descenso radical según 2 de cada 10 inmobiliarios de la región. En la desescalada, la tendencia es a la estabilidad, según sostienen 3 de cada 10 profesionales catalanes; los mismos que prevén un crecimiento moderado para los próximos meses.

En estas últimas semanas, parece que la cartera de inmuebles se ha mantenido estable para un 36% de estos profesionales en Cataluña. Siguiendo la tendencia de crecimiento moderado del número de vendedores en los próximos meses, también estiman que se replique en el stock de inmuebles. Una situación de estabilidad y tendencia al crecimiento moderado que permitirá, según los profesionales inmobiliarios, seguir contando con la plantilla habitual de sus agencias.