J. Bugarin
23/11/2021

La tienda de ropa ZARA ubicada en La Fira de Reus cerrará a finales de este año, al igual que H&M.

El grupo Inditex ha anunciado el cierre de la tienda de ropa ZARA ubicada en el centro comercial La Fira de Reus a finales de este año. Una baja más que se suma a la lista de marcas del mismo grupo que a lo largo del año han bajado la persiana de sus establecimientos en la capital del Baix Camp: Massimo Dutti, Oysho, Pull&Bear, Bershka y Zara Home. Otra de las enseñas, Stradivarius, se mantendrá abierta en el centro comercial de La Fira, pero su tienda situada en el Raval de Santa Anna también dirá adiós el próximo 24 de enero. Zara, que anteriormente tuvo una superficie comercial en el Raval de Jesús, que clausuró en 2016, deja así de estar presente en el Baix Camp. En 2017, el empresario Amancio Ortega, propietario del antiguo local que ocupara el Cine Monterrosa en el Raval de Jesús, vendió el inmueble a través de una de sus sociedades por una cifra próxima a los dos millones de euros.

Las malas noticias nunca vienen solas. No solo Inditex ha decidido marcharse de La Fira, también lo hará H&M en diciembre. Cabe destacar que la de Reus era la tienda más grande de dicha marca en Cataluña, y en la que emplea a 30 personas. El supermercado Aldi, la tienda de alimentación Veritas, marcas de ropa como C&A y varias franquicias de comida también han abandonado el centro comercial estos últimos meses. Sobre este asunto, fuentes de La Fira han declinado hacer declaraciones.

El cierre de estas tiendas, y otros establecimientos en la ciudad, invita a pensar que la capital del Baix Camp ha perdido su atractivo de cara a las marcas. Y en especial La Fira, que cada vez tiene más establecimientos vacíos. Desde el Ayuntamiento de Reus, han querido quitarle peso a la situación. Los regidores Carles Prats y Montserrat Caelles se han pronunciado al respecto y han argumentado que hace falta tener en cuenta que todo esto “se trata de una estrategia de la empresa a nivel global”, ya que las pérdidas de Inditex provocadas por la pandemia han obligado al grupo a cerrar varias de sus tiendas en todo el mundo. Por otro lado, han explicado que ya se está trabajando “para seguir siendo una ciudad atractiva, la más importante de Cataluña a nivel comercial”. Sin embargo, a nadie escapa que las arterias comerciales más destacadas de Reus siguen perdiendo fuerza y la suma de comercios cerrados ya es preocupante.

En contraposición, el Parc Central de Tarragona se encuentra en un momento de crecimiento tras la pandemia. Antoni Renom, gerente adjunto, explica a Tarragona Empresarial que “a nivel de afluencia estamos recuperando cifras del 2019”. Actualmente, el Parc Central cuenta con una ocupación del 98% de su superficie comercial disponible, a la espera de abrir las tiendas que por ahora siguen en obras y que abrirán próximamente. Renom comenta que no hay ninguna preocupación respecto a una posible marcha de las marcas del centro comercial: “Todas van a mantenerse e incluso van a mejorar su superficie o el estado actual de sus tiendas, marcas como H&M o Inditex han optado por no tener varias tiendas por la provincia y tener solo una en el Parc Central e invertir en ella para mejorarla”.