T.E.
26/05/2023

Infinitum sigue en su gran proyecto inmobiliario de lujo.

Inmocaixa inicia las obras de la segunda fase de Infinitum, con una inversión de 225 millones.  La inmobiliaria del holding empresarial de la Fundación La Caixa ha iniciado las obras de la segunda fase de Infinitum, entre los municipios de Salou y Vila-Seca, que elevará el número de unidades en el complejo hasta 269 viviendas. La compañía ya ha comprometido 225 millones de euros para la quinta parte del complejo, según apunta Esther Díaz, directora de desarrollo inmobiliario de Infinitum, en declaraciones recogidas por EjePrime.

Las obras de Infinitum empezaron en 2019 y en total, Inmocaixa prevé levantar 2.350 viviendas de alta gama distribuidas en 300 hectáreas. Tras la primera fase, compuesta de 150 viviendas plurifamiliares, la inmobiliaria acaba de iniciar el segundo tramo del proyecto, que comprende 119 viviendas: 81 viviendas plurifamiliares, 34 viviendas unifamiliares adosadas, situadas cerca del mar y alrededor de una duna natural protegida por su valor medioambiental, así como cuatro viviendas unifamiliares aisladas frente al campo de golf Hills. Esta segunda fase del proyecto, diseñado por el estudio Batlleiroig, añade nuevas tipologías de viviendas unifamiliares respecto a las desarrolladas en la primera fase. En concreto, se han diseñado veinte villas adosadas y catorce villas pareadas, con una superficie de entre 164 metros cuadrados y 179 metros cuadrados, respectivamente, con jardines privativos y terrazas, así como también cuatro villas aisladas de entre 260 metros cuadrados y 440 metros cuadrados.

La inmobiliaria no contempla un calendario específico para la ejecución de todo el resort, ya que va desarrollando cada fase en función de la demanda. Respecto los edificios plurifamiliares, las 81 viviendas se distribuyen en nueve bloques, con dos comunidades con piscina y espacios comunes, ubicados a pocos metros del mar y con acceso cercano a la playa. “Los edificios se han implantado en el terreno adaptándose a la topografía existente y buscando la mejor orientación para favorecer a la eficiencia energética de las viviendas y ofrecer las mejores vistas del entorno”, apuntan desde Inmocaixa.

 “Las fases del proyecto no están predefinidas, ya que dependerán de la evolución de este; la totalidad de las viviendas estarán construidas en función de la absorción que se vaya alcanzando año tras año, no tenemos una fecha establecida”, señala Díaz. Preguntada por la inversión total que contempla el proyecto, la directora de desarrollo inmobiliario de Infinitum insiste en que “es un proyecto a largo plazo y, por este motivo, no podemos saber a día de hoy la inversión total en los diferentes proyectos que se vayan acometiendo; el volumen de inversión previsto para el periodo de lanzamiento del resort es superior a los 225 millones de euros para desarrollar aproximadamente una quinta parte del resort”, añade.