T.E.
28/05/2024

Imagen de la planta de Alcanar

El ministro de Industria y Turismo, Jordi Hereu, ha anunciado este martes, durante su intervención en la 12ª Jornada Anual de Energía de ESADE, que la comisión de evaluación ya ha aprobado las primeras 19 resoluciones provisionales de la convocatoria de la línea 1 del PERTE de descarbonización industrial, con ayudas por un valor de cerca de 96 millones de euros que van a permitir movilizar más de 307 millones de euros de inversión total.

El PERTE de descarbonización industrial es una iniciativa clave en el impulso hacia una economía más sostenible, centrándose en la reducción de emisiones de carbono en el sector industrial a través del uso de tecnologías innovadoras y prácticas ecoeficientes.

La línea 1 de ayudas de actuación integral para la descarbonización apoya las actuaciones llevadas a cabo por las industrias nacionales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, incluyendo la descarbonización de fuentes de energía con la electrificación de procesos y la incorporación de hidrógeno; gestión energética integral de procesos industriales; reducción del uso de recursos naturales o la captura de carbono, entre otras líneas de actuación. Está dotada con 1.000 millones de euros, 500 millones en subvenciones y otros 500 millones en préstamos. Está previsto lanzar una segunda convocatoria de la línea 1 a lo largo del segundo semestre del año 2024.

En referencia a la planta de Alcanar, se quiere llevar a cabo un proyecto de descarbonización del proceso de fabricación de clínker en la planta de Alcanar de Cemex. La empresa ha puesto su foco en la eficiencia energética y persigue reducir en más de un 25% el consumo energético asociado al aire comprimido en la planta. Para ello, se centralizará la producción de aire comprimido en un único punto, sustituyendo los 14 compresores existentes que se encuentran situados en 3 ubicaciones distintas, por 2 compresores de mayor potencia y eficacia. Igualmente, la empresa quiere incrementar la tasa de combustibles alternativos en la combustión del horno que utiliza para la fabricación de Clinker. Para ello, se incorporan elementos para el tratamiento y acondicionamiento de los combustibles derivados de residuos (CDR) y Biomasa. Ha obtenido 3 millones de euros de subvención.