T.E.
26/06/2020

La decisión se basa en la «comprobación del correcto funcionamiento de la central y del mantenimiento del nivel adecuado de seguridad.

El pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha dado luz verde a la prórroga de la vida útil de la central nuclear Vandellòs II durante diez años más, hasta 2030. El organismo ha aprobado informar favorablemente la solicitud de renovación de autorización de explotación presentada por los gestores de la planta, la Asociación Nuclear Ascó Vandellòs II (ANAV).

Según un comunicado realizado por el CSN, la decisión se basa en la «comprobación del correcto funcionamiento de la central y del mantenimiento del nivel adecuado de seguridad para continuar su operación», así como en el hecho de que puede dar respuesta a requisitos normativos actuales de «mayor exigencia».

Se ha tenido también en cuenta las «propuestas de mejora de seguridad» que ANAV ha efectuado a raíz de la Revisión Periódica de la Seguridad. El CSN, añade, también ha tenido en cuenta la verificación del cumplimiento por parte del titular de los requisitos que se le impusieron en la última prórroga, el año 2010.

Con la aprobación, se incluye también un dictamen donde se imponen diversos y límites y condiciones. Aparte del cumplimiento de los requisitos genéricos –entre los cuales la potencia máxima autorizada, presentar informes anuales, la salida de elementos radiactivos fuera de las instalaciones o condiciones para el cierre-, se le reclama el cumplimiento de los compromisos adquiridos –con las modificaciones introducidas por el CSN, de los programas de seguridad y otras acciones adicionales.